Páginas vistas en total

martes, 8 de octubre de 2013

Marihuana: El primer "toque"

En esta entrada hablaré del próximo tema que tocaré en las próximas entradas de este blog: la marihuana. Pero no como algo informativo y hasta tedioso como mucho pensarían, claro, en algún momento tocaré los aspectos más básicos que todo mundo conoce, pero sólo como explicación; el enfoque que yo ocuparé es el de la psicología, los daños (o en caso de que no los haya, los efectos que tiene) psicológicos que puede tener sobre las personas.



Empezaré hablando un poco de lo que es la marihuana:
La marihuana es una droga ilegal (al menos en México) que proviene de la plana cannabis sativa, la cual se ha ocupado en muchos lugares del mundo con infinidad de fines para la propia droga. Se ha ocupado con fines religiosos, medicinales o incluso como lo que se sabe popularmente, para usos de ocio. Esta droga afecta directamente nuestro comportamiento, la forma en la que pensamos (por lo menos mientras se está consumiendo) y hasta nuestras reacciones, es por esto que, al enfocarme en la psicología, es un tema que me parece que vale la pena tocar.

Ahora que ya di una introducción sobre esta droga, me parece que algo que se debe saber es mi punto de vista con respecto a la misma, el cual es favorable (que la legalicen). Para mí, la marihuana es una droga que sí afecta, pero depende de las dosis en las que se consuma y también en la personalidad de la persona que la consuma. Se conoce que es una droga que incrementa sensaciones, por eso mismo la gente dice que puede volver a la gente más violenta, pero lo que en verdad hace esta droga es incrementar la percepción auditiva y visual, no altera tanto la acción, sino lo que es el organismo.

También se dice que provoca pérdida de memoria, pero aquí hay que tener en cuenta de que sí genera una especie de “pérdida de memoria” pero sólo durante el consumo, esto no afecta a la persona cuando termina el efecto de la droga. Se dice que es adictiva, que es la creencia más popular entre las personas, algo que no se ha demostrado ya que los componentes de la droga pasan por caminos (vistos con esquemas cerebrales) diferentes a los que pasan drogas que sí generan adicción. Se dice que también que hace que uno pierda neuronas, lo cual no está completamente demostrado, lo que sí, es que cambia conexiones neuronales y puede adelgazar capas del cerebro (aunque esto si se consume demasiado).

Por último, puedo decir que existen infinidad de mitos que intentaré desmentir alrededor de esta droga (porque, como ya dije antes, yo estoy a favor de esta droga porque se ha demostrado que puede ayudar a las personas, cosa que hablaré después)… Que aunque  muchas personas puedan están convencidas de que estos mitos son reales, nunca he visto que existan. Esta entrada sólo expone mi postura de acuerdo con esta droga y no intento convencer a nadie de la suya.

1 comentario:

  1. Estoy de acuerdo en varios puntos de este artículo. Sólo me hace ruido la palabra 'droga', creo que es un rótulo un poco violento para esta planta. Si bien se suele clasificar como una droga por la supuesta adicción que genera, esto no está demostrado de plano, tal como tú mencionas. Personalmente prefiero usar el término 'sustancia'. Saludos!

    ResponderEliminar