Páginas vistas en total

martes, 8 de octubre de 2013

Estado de la Cuestión

Bueno, aquí sigue esta "trilogía" de entradas, que repito, tienen como tema central la marihuana. En las dos entradas anteriores expuse ciertos criterios: primero, una “introducción al tema” y mi punto de vista; el segundo fue más específico que era lo que Wikipedia (“anclándome” de un taller que nos dio Wikipedia México en la universidad) tenía que ofrecerme con respecto a mi tema. En esta entrada hablaré no de Wikipedia, sino de otras fuentes que hablen de este tema.


Primero veremos qué páginas pueden ser útiles y cuáles no, después de dónde se basan; como dije antes, Wikipedia está descartada por dedicarle una entrada completa antes. Debo decir que es un poco difícil encontrar ciertas referencias útiles aquí, pero en lo que me basé en esta investigación fue en una página MUY completa que tenía estudios reflejando los pros y contras de la marihuana (cabe recalcar que los estudios que pondré son recientes).

Al encontrar una página que tenía varios links para esto, empecé con el primer estudio (escrito por "TheJointBlog") que revelaba una propiedad a favor de la marihuana; el Instituto Nacional de Salud  deEEUU investigó y descubrió que la marihuana ayuda contra la sepsis, que es una enfermedad inflamatoria causada por una bacteria y que podría resultar hasta en la muerte. 


Confirmando lo que dije en otra entrada, el mismo Instituto que mencioné hizo otra investigación (escrita también por "TheJointBlog") que nos dice que la marihuana podría ayudar a combatir adicciones a otras drogas como la cocaína ya que modula diversos aspectos neurobiológicos y conductales que estas drogas afectan. 

La misma página muestra otra investigación aún más intereantes (en mi opinión): El cannabis mejora los síntomas de cáncer y reduce los efectos secundarios de su tratamiento según estudio. Este estudio escrito por Bar-Sela GVorobeichik MDrawsheh SOmer AGoldberg VMuller E.de la División de Oncología del Campus Rambam Health Care, Haifa, y la Facultad de Medicina de Haifa, Israel nos expone otro beneficio muy importante de la marihuana con la mejoría de los síntomas que debe impulsar el uso de la marihuana  en el tratamiento paliativo de pacientes oncológicos.



También  el psicólogo Alberto Barradas ha hecho una investigación (aunque esta sí es anterior en años) en la que expone que los efectos de la marihuana son más leves a los efectos del alcohol, dejando en claro que las perturbaciones de la memoria y coordinación no son afectados, que parece no ser un factor de riesgo automovilístico y que si en dado caso de hacer una desintoxicación, los consumidores de esta droga tienen menos efectos que los de otras drogas como la cocaína.

Claro que, como en todas las drogas, pueden existir efectos adversos como los que exponen los Centros de Integración Juvenil, los cuales tienen datos de sus propias investigaciones en los que dicen que el consumo de esta droga podría ser la puerta de entrada para el consumo de otras y la práctica de actividades hasta violentas por un cambio en el pensamiento del consumidor, cambios que lo afectan psicológicamente llevándolo a este tipo de actos.


Existieron en 2011, 112 casos de suicidios por el consumo de esta droga, lo cuál está relacionado directamente, según estos estudios, con el razonamiento y los procesos psicológicos del consumidor. Para poder explicarlo mejor, nos dice que la marihuana altera los procesos psicológicos conductales (altera la conducta) lo que desenlaza en lo que ya dije anteriormente.

Seguí investigando un poco más sobre estos estudios, pero me quedé con los que mencioné en esta entrada, pues son los que me parecen más importantes de señalar. Cabe recalcar que encontré más estudios que revelan puntos a favor de la marihuana, pero medicinalmente. Los puntos en contra de la marihuana se iban a lo psicológico, pero no mostraban pruebas contundentes, por lo que decidí no contemplarlas en la entrada. 

Como conclusión, me atrevo a decir que la marihuana, como droga (y no quiero que se malinterprete), es una de las más sanas, pues no se encuentran pruebas irrefutables de que pueda crear daños psicológicos en los pacientes, pero tampoco lo ayudan en la misma rama. Más bien, la mayoría de las investigaciones van dirigidas hacia el campo medicinal. Sinceramente esperaba encontrar más pruebas y datos contundentes en cuanto a psicología se trataba, supongo que están por encontrarse. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario